Trabajar con placas metálica de 10×10 y 0,5 de grosor es un juego de diseño sobre la mesa del estudio. Permite múltiples combinaciones con formas e interacciones efímeras… un ejercicio que no tiene fin sobre el plano horizontal en el que se desarrolla.

Si bien siempre se trabaja de dos dimensiones, una vez en el taller, cuando las placas se disponen en posición vertical, ya no es el espacio las que las une… es la soldadura y adquieren nuevo significado. Las interacciones dejan de ser calidoscópicas y pasan a relacionarse con patrones más personales identificándose formas y composiciones sugerentes.

Las placas metálicas son utilizadas en construcción como soportes para pilares, juntas, uniones… existen diversidad de modelos con distintas dimensiones y grosores, las que aparecen en este trabajo son las mas pequeñas.